Páginas vistas en total

martes, 30 de agosto de 2011

VUELTA A CASA Y TARTA DE LECHE MERENGADA



Hola, de nuevo por aquí, he estado dos meses fuera y desconectada de todo.
Vuelvo con fuerzas pero también con ganas de hacer muchas cosas, éstos meses atrás he estado muy centrada en el blog y me he llegado a agobiar un poco con el mucho tiempo que le he dedicado, no solo con mi blog sino en intentar llegar a comentar en todos los que conozco.
Así que me lo voy a tomar con más calma y publicaré de tanto en tanto, cuando tenga tiempo y sin presión, y intentaré seguir entrando en vuestros blogs pero con más calma.
A todos vosotros os he echado de menos y perdonarme si no entro tanto a veros, pero he de deciros que me fascinan vuestras recetas y me parecéis unos genios todos los blogs
Quiero apuntarme al gym y acompañar a mi chico que el pobre iba solo y ir tranquila en hacer el resto de cosas, muchas de vosotras me entenderéis en que a veces queremos hacer las cosas tan bien, que nos pasamos y lo que empezó como una diversión se convierte en un agobio.
Y para empezar éste mes quiero publicar la receta de la tarta de leche merengada que copié del maravilloso blog mercado calabajio que imagino que todos conoceréis, pero si no es así entrad a verlo.
Es mi mayor orgullo porque cuando la hago quedo genial, está riquisima y muy vistosa.


Ingredientes:

  • 250 grs. de galletas tipo napolitanas
  • 70 grs. de mantequilla del tiempo
  • 600 grs de nata para montar de 35% de materia grasa muy fría
  • 5 claras de huevo
  • 5 hojas de gelatina
  • 380 grs. de leche condensada
  • 200 grs. de leche entera (mejor fresca) se nota la diferencia
  • una rama de canela y canela en polvo para adornar al final
  • una cáscara de limón y la ralladura de otro.
Elaboración
No es difícil pero si un poco laboriosa.

Primero moler las galletas con la mantequilla derretida, (yo lo hago con la batidora, aunque salta bastante)
Lo ponemos como fondo en un molde redondo, aplastandolas bien y dejándolo lisito y lo metemos en el congelador mientras hacemos la tarta.
Segundo metemos las hojas de gelatina en agua muy fría para hidratarlas.
Echar en un cazo la leche con la canela en rama y la cáscara de limón para hacer la leche merengada, no es necesario que hierva, retirar y dejar reposar.
Sacar la gelatina y escurrir y añadirla a la leche que hemos calentado.
Añadimos la leche condensada,  removemos y dejamos templar el conjunto.
Mientras batir las claras a punto de nieve, y cuando casi están ya montadas añadir el la cascara de limón rallada y canela molida al gusto y terminar de montar.
Incorporamos con mucho cuidado estas claras a la leche y lo unimos con movimientos envolventes.
Mientras montar la nata (yo con las barillas de la batidora) y añadir dos cucharadas de azúcar glass, recordar que la nata tiene que estar fría.
Añadir la nata a la leche y remover con cuidado, no con la batidora manualmente.
Echar todo encima del molde con la galletas y vereis que ya apetece comérsela como está, peeeeero hay que esperar 6 o 7 horas en la nevera.
Cuando se saca del molde se adorna con canela molida.








                               Mirar que pinta más jugosa y rica




                                  En casa no dura ni un día.